¿Querés incluir un detalle de estilo en tu jardín? ¡Poné una estatua!

Ni menciones que no es lo tuyo. Leé la nota y convencete solito.

– Una opción divertida –

      Decorar tu jardín siempre será fruto de tu imaginación. Pero hay detalles que, a lo mejor, se te pasan por alto porque considerarás que no son para vos. Nunca te niegues a incorporar elementos que forman parte de tu gusto, aún cuando no lo sean. Considerá que un jardín no tiene por qué terminar con un cantero bien compacto de plantas con flores, con asientos cómodos para la contemplación de tu obra ni con la iluminación que cierra gratas veladas con amigos y parientes.
      Las estatuas y esculturas hacen a la decoración del mismo modo que un cuadro preside tu living o el portarretrato de tus afectos te sentimentaliza. No tiene por qué ser (y a veces, sí) motivo religioso o hasta místico. Quizás no lo entienda nadie y te preocupa tener un jardín abierto que no sólo disfrutes vos sino también tus invitados.

“Nunca te niegues a incorporar elementos que forman parte de tu gusto, aún cuando no lo sean.”

      Es rigurosamente cierto que colocar muchos accesorios no significa tener un espacio de goce. Hasta en la decoración de interiores, esa premisa se tiene en cuenta. Siempre es ideal ubicar un buen adorno en un lugar específico y aún mejor, si significa algo. Parafraseando dichos populares, podemos decir que en jardines, la mayoría de las veces, menos es más. Una estatua o una escultura en un macizo de plantas o en algún punto de un mínimo espejo de agua, es el complemento que te falta para lograr una correcta ornamentación.

– En bronce también quedan geniales –

      En ocasiones recorremos plazas y en ellas es bastante normal encontrarnos, por ejemplo, con una obra de arte sostenida por un pedestal. ¿Es tu estilo? Si la respuesta es no, te invito a repensarla porque el diseño debería gobernar tu deseo. Hay esculturas, muchas de ellas abstractas, que representan un estado compatible con tus sentimientos. Entonces, ¿por qué negarle la posibilidad de estar?
      Si en vez de un jardín gozás de la amplitud de un parque, una piedra sobre la que puedas montar una escultura que represente a la Naturaleza, por ejemplo, es una referencia imposible de eludir. Un cisne, un ángel, siempre circunscribe al ambiente o trae reminiscencias de nuestra infancia.

“Es rigurosamente cierto que colocar muchos accesorios no significa tener un espacio de goce.”

      Siempre tendrás la posibilidad de crear un Rincón Mágico, en donde acudir a él te enaltece. Ya sea porque hay un efímero ruidito de agua que cae, una gotita que trasluce un color de fondo, una planta florecida que monopoliza tu visión y todo eso, enmarcado por una estatua o una figura que te retrotraiga.
      Hoy podés acceder a accesorios que se mimetizan con el entorno natural. Pasan desapercibidos al primer contacto visual, pero cuando tu invitado te acompaña a ese rincón mágico para dar lugar a la amigable charla, descubre la singularidad de un ave, de un batracio o cualquier cosa que hayas elegido. Lo que se logra con estos elementos, es que la estatua o escultura nunca será protagonista del espacio verde. Esto siempre y cuando decidas que no te interesa descollar por ese lado del Arte y seas remilgo a buscar héroes.

– Opción brasero –

      Insisto: la estatua es una excelente idea, especialmente para aquellos jardines que cuentan con los elementos básicos (flores, plantas, muebles, iluminación) y les falta ese toque de delicadeza que sólo les aporta una escultura.
      No hay que dejar pasar, si tenés la posibilidad, de combinar la escultura con el agua. Aún sin movimiento, éste cuadro para ese rincón mágico, tributa romanticismo y placer. Si el lugar no está favorecido por la amplitud, una fuente con la estatua encima soluciona el problema.

“No hay que dejar pasar, si tenés la posibilidad, de combinar la escultura con el agua.”

      Muy aprovechables también y en caso de que no te haya podido convencer, es la incorporación de objetos que, sin ser esculturas, producen una sensación de bienestar a la vista y que no debés desconocer. Hay muchas opciones. Esta puede ser una.