Comer barato, divertirse y aprender

La Hidrohuerta es un sistema que rebalsa de bondades. ¡Probálo!

      Hay quienes opinan que éste es el sistema del futuro en materia de cultivos personales. Lo veo definitivamente posible. Tal vez quieras o puedas adquirir el kit que te pondrá en el camino del cultivo o tal vez quieras experimentar elaborando tu propio proyecto. Más adelante te daremos ideas. Lo importante en esta primera nota, es que te enteres que esto existe y que lo puede concretar cualquiera que se ponga las pilas. Mucho más animado se encontrará aquel que tenga la suerte de ser apoyado por la familia.
       Primero te voy a presentar el sistema standard que se puede adquirir y a partir de ahí, dejás volar tu propia imaginación. La Hidrohuerta particular es una torre hidropónica que viene con un tanque y, precisamente, una torre con gradas por donde se asoma la hortaliza.
       Podrás cultivar tus propias verduras y consumirlas durante todo el año, según la estación en que te encuentres. Por ser un sistema que no requiere de tierra y ocupa un espacio mínimo, se puede utilizar en cualquier parte, incluso un pequeño balcón.
       No sólo verduras y hortalizas te da la posibilidad de tener, sino, al mismo tiempo, hierbas aromáticas y flores. Como el sistema es vertical, el aprovechamiento del espacio es total y también es altamente decorativo.

“Podrás cultivar tus propias verduras y consumirlas durante todo el año, según la estación en que te encuentres.”

¿SABÉS QUÉ ES UN CULTIVO HIDROPÓNICO?        Es un método de cultivo de plantas sin tierra. Las plantas que formen parte del elenco toman los nutrientes necesarios para su desarrollo directamente del agua. El agua, por sí sola, no tiene todos los ingredientes necesarios para la correcta evolución de las plantas. Por eso la torre viene con sales minerales esenciales (hidrogeno, calcio, magnesio, etc.) que se disolverán en el agua en la proporción justa para cubrir todas las necesidades de la planta.
       La Hidroponia no es un método moderno sino ancestral. Se ha comprobado que los Jardines colgantes de Babilonia eran básicamente jardines hidropónicos. Los aztecas utilizaron esta técnica cultivando maíz en barcazas con un entramado de pajas.

– Torre hidropónica –

      La Hidroponia es usada principalmente en países con limitaciones serias de tierra y de agua, como por ejemplo Japón, donde el método tiene un uso vastamente popular. Con esta técnica el agua no se desperdicia, porque recircula permanentemente como si fuera “reciclada”.
       En la torre podés cultivar toda variedad de lechuga, espinaca, acelga, repollo y rúcula. Las hierbas aromáticas más fáciles son la albahaca, el ciboulette, la menta, el perejil, el orégano el cilantro. Pero vas a encontrar muchas otras como por ejemplo la achicoria, los ajíes, el apio, las arvejas, las berenjenas, el brócoli, calabazas y hasta frutillas.
       Volviendo a las aromáticas, además de las que te mencioné, tenés para cultivar: eneldo, lavanda, manzanilla, menta, tomillo.

“Como el sistema es vertical, el aprovechamiento del espacio es total y también es altamente decorativo.”

      No se termina ahí: si te gustan las flores y tenés canteros o un jardín a donde llevarlas, podés darte el gusto de cultivar alegría del hogar, alelíes, begonias de flor, caléndulas, clavelinas,  crisantemos, pensamientos, rayitos de sol y verbenas.
       Si vas a comprar el kit, debés saber que viene una base redonda para contener 90 litros de agua a la que se le agrega la solución que contiene todas las sales esenciales que necesita la planta para desarrollarse.
       Una pequeña bomba sumergible lleva el agua hacia la cima de la torre, desde donde cae en forma de “lluvia”, humedeciendo y nutriendo a las plantas colocadas en las gradas (también se le puso de nombre balcones). La bomba será conectada a un Timer programable, que hace que se encienda en los lapsos de tiempo adecuados.
       Como el riego se realiza a través de un timer programado, no requiere de tu atención constante.