¿Nunca pensaste en un jardín vertical?

Parece más de una película futurista. Sin embargo, el mecanismo se puso en marcha hace mucho tiempo. Ya hay gente que no lo cambia por nada.

– Un gran edificio de jardín vertical –

      Esta sección del blog la dedicaremos a hablar de los Cuadros Verdes y la Jardinería Vertical. Hoy comenzamos con el segundo ítem. Necesitamos saber qué son las paredes verdes o Jardines Verticales. De hecho, no es un sistema de jardinería que se haya impuesto en la población, pero sí es una manera realmente divertida y absolutamente didáctica, que empieza a despertar adherentes.
      Un jardín vertical es una instalación cubierta de plantas de diversas especies que son cultivadas en una estructura especial, dando la apariencia de ser un jardín pero con una ubicación en vertical. Se puede considerar que esta es una forma jardinería urbana que debe ser aprovechada por aquellos que carecen de espacio, pero no tienen por qué prohibirse de gozar de una cubierta verde que modere sus sentidos.
      Depende de la manera que uno lo encare, hasta puede llegar a convertirse en un verdadero trabajo artístico por su belleza y hasta podría dar paso a una nueva expresión del Arte. Si abrevamos por el lado de la afectación diaria, comprobamos que, considerando que estos jardines son factibles en espacios donde antes no había nada, al estar, incrementan los niveles de oxígeno en el aire de recirculación.
      Se puede considerar también, que se trata de un medio de reutilización del agua. Se sabe que las plantas purifican el agua contaminada al digerir los nutrientes disueltos. Las bacterias son las encargadas de mineralizar los componentes orgánicos y ponerlos en disponibilidad para las plantas.

“Un jardín vertical es una instalación cubierta de plantas de diversas especies que son cultivadas en una estructura especial… “

      Estos jardines resultan ideales en aquellos espacios semi cerrados en donde el calor acumulado espanta a las personas, impidiendo que un rincón ameno pase a ser casi la antesala del infierno. Ocurre que el agua de circulación de una pared vertical, necesita más tiempo para evaporarse que en un jardín en el suelo. Cuando tenés un jardín vertical sobre una de estas paredes imposibles, lo que obtenés es refrescar la pared y transformar ese sitio en agradable.
      Si el jardín se construye sobre una pared exterior a la calle y en una gran superficie, los beneficios se suman: las plantas –mucho más y mejor cuando son muchas-, absorben los gases contaminantes y regulan la temperatura. Retienen más tiempo el agua de lluvia y eso siempre retarda la llegada de la misma a los desagües pluviales.

– Hermoso cuadro inicial –

      La OMS (Organización Mundial de la Salud), recomienda para las grandes metrópolis 10 metros cuadrados de espacio verde por habitante. Al carecer algunas (muchas) ciudades de lugares para la implantación de plazas o parques, el jardín vertical viene a hacer su aporte valioso al poder encararlo directamente sobre los muros.
      En las próximas notas iremos aportando instrucciones. Lo importante ahora es que debés saber que para una estructura de jardín vertical, tenés que ir aprovisionándote de botellas plásticas, con lo que ya empezás a poner tu granito de arena en el cuidado del medio ambiente.
      Todos sabemos que esas botellas están permanentemente conviviendo con nosotros en forma de basura. La recolección por tu parte y mucho más cuando contagies a tus amigos, es una fabulosa contribución a la erradicación de las mismas y el inicio de tu colaboración a tener vistas agradables de la ciudad.
      Estos elementos definitivamente contaminantes se convierten en el perfecto material para reutilizarlos como recipientes para realizar el jardín vertical. Luego, se sigue con la elección de las plantas. En esta primera etapa, lo ideal es elegir plantas de fácil cultivo. Obviamente, buscaremos aquellas que se desenvuelven bien con poca cantidad de tierra. Entre ellas están los helechos, los lazos de amor, muchas suculentas y casi todas las hierbas de consumo. Hay que pensar también en herbáceas perennes y para eso, vas a consultar la sección correspondiente del blog.

“Estos jardines resultan ideales en aquellos espacios semi cerrados en donde el calor acumulado espanta a las personas… “

      La ubicación tiene que recibir abundante luz solar. No podés olvidarte del peso en kilogramos que tendrá la construcción, porque la estructura lo tiene que soportar. Te conviene entonces, usar materiales livianos que deberás tener idea de lo que pesan y tener en cuenta, además, lo que pesan las plantas y la tierra que vas a usar sin olvidar el adicional que significa regar. El agua pesa; no lo olvides.