¿Estás pensando en construir una piscina?

Hay muchos detalles que analizar antes de la decisión. 

– Una pileta para muchos amigos –

      La sensación térmica nos empuja. Por lo general, el análisis económico es breve y no siempre acertado. Hoy en día es más fácil contar con un presupuesto rápido de pileta de natación, porque se han cruzado materiales muy buenos y duraderos. 
      Si la elección va por el lado del hormigón, tenés que saber que podés incluir pormenores de lujo envidiables. Si vas a elegir fibra de vidrio, tenés que abrir más la mente si querés introducir elementos de confort y/o suntuarios.
       La otra posibilidad es la tradicional pileta de lona que, gracias a la tecnología, fue mejorando a tal punto y ahora son un verdadero lujo. La empresa que descubra cómo guardarla para el próximo verano sin que se deteriore, va a ganar un suculento premio, sin mencionar que tendrá colas de clientes.

– No debería faltarte este elemento –

      La incorporación de una piscina en nuestro jardín no solamente aporta capital al patrimonio. Más allá de eso, mientras somos los habitantes de la casa, hallamos la posibilidad inestimable de refrescarnos, relajarnos, pasar intensos ratos de placer ya sea solos o acompañados y, entre más cosas, mover el cuerpo.
      Si vas a evaluar el tema mantenimiento para el futuro (futuro que es inmediato, porque terminada la pileta empieza), la que menos dificultades ofrece en ese sentido es la de lona y le sigue, por supuesto, la de fibra de vidrio. De más está decirte que la de lona es de armado inmediato; esa misma tarde podés empezar a disfrutarla. La de fibra te llevará una semanita su instalación y la de hormigón es charlable.

“Si la elección va por el lado del hormigón, tenés que saber que podés incluir pormenores de lujo envidiables.”

      Abrimos esta sección del blog con el abanico de posibilidades. Vení; metete…
      Paráte un momento en la zona de tu jardín en que decidiste tener una pileta y tratá de obtener una vista panorámica. Suponiendo que no entendés nada como yo, una vista panorámica es la que yo tomaría girando sobre mi propio eje 360 grados.

– De lona pero de lujo –

      ¿Cómo está configurado tu jardín o tu parque? ¿Habrá algún árbol que pueda transmitir sombra sobre la superficie del agua o del solárium en la mejor hora de la tarde? ¿Cuál sería la “mejor hora de la tarde” para vos? ¿Hay caños enterrados que llevan servicios a tu casa donde iría la pileta? ¿Cómo es la topografía del suelo en ese sector?

“La incorporación de una piscina en nuestro jardín no solamente aporta capital al patrimonio.” 

      ¿Te apagué el entusiasmo? ¡Que no te suceda aún! ¡Falta que te hagas muchas más preguntas! Sólo te podés arrepentir del lugar que elegiste, si tu pileta será de lona. Nada más que esa podés cambiar de lugar si le erraste en el primer intento. Por eso es muy importante que la diagramación carezca de todo tipo de obstáculos. En una pileta de fibra será odioso y en la de hormigón… Paciencia.