La Página del Vivero te ayuda a instalar riego en tu jardín.

Nuestros consejos te vendrán de maravillas si tomaste la decisión.

La Página del Vivero viene pensando en armar un  curso para instalar riego computarizado y automático para espacios verdes, pero, tené en cuenta el mensaje: “viene pensando”. Desde luego que lo vamos a hacer, pero es un tema complejo y, probablemente, no sea específicamente para el aficionado aunque sí, es muy probable que le sirva a todo aquel que tiene verdaderas aptitudes con las manos y conozca la lógica de las cosas.

Necesitamos aliento para éste emprendimiento. Así que si pertenecés a esa franja de gente inquieta, no nos vendría nada mal un mail tuyo en donde digas “me anoto”. No te comprometés a nada porque nada más testeamos con tu aprobación, que exista un número apreciable de gente para lanzar ese producto al mercado. Marketing, bah.

Estos consejos o tips que te voy a entregar ahora, te servirán para ir diseñando e instalar pequeños sistemas de riego en jardines particulares. Los métodos de instalación que te voy a recomendar son indicados para aspersores y la tubería que deberías de conectar a la línea principal que debe hacerse a la toma de agua de la casa.

Desde luego, recurrirás a algún profesional o a tu proveedor de elementos para disipar algunas dudas o nos consultarás al respecto si no estás demasiado apurado. La presión de funcionamiento y el tamaño de las tuberías, debería tener una velocidad de agua aceptable para un sistema de riego.

“Estos consejos o tips que te voy a entregar ahora, te servirán para ir diseñando e instalar pequeños sistemas de riego en jardines particulares.”

PLANO DEL TERRENO Y DISEÑO DE RIEGO.

Dibujá un plano y diseñá.

En el dibujo de la nota se ve un terreno en el que se distingue los límites de una casa. Es lo que tenés que hacer. Una doble hoja cuadriculada donde dibujes a escala tu terreno y todo lo que esté construido sobre él y sea inamovible, será suficiente. Volviendo al dibujo, verás que los puntos negros de los que surgen elipses, es el arco de influencia de riego de cada aspersor. Los datos de su alcance los obtenés de los que brinda el fabricante al someterlos a la presión establecida.

Una vez que tengas tu plano con las medidas correspondientes en escala, vas a ubicar el cuadro de maniobras en un lugar estratégico. ¿Qué es un lugar estratégico? Muchos instaladores te recomendarán que sea un lugar al que puedas acceder sin mojarte y sin pisar suelo húmedo para evitar caídas. Esto último te lo dirán realmente muy pocos. Si bien un riego no implica en sí mismo riesgo alguno de accidentes graves, alguna vez te sucederá que no debías encender el riego o que debas apagarlo inmediatamente y para eso, tendrás que llegar prontamente a la llave. Y para eso requerirás que no tengas que empaparte ni patinar y caer.

En el plano (o, mejor dicho para éste caso, en el croquis), debés colocar todas las medidas indispensables que ubican cada una de las cosas que permanecerán estables luego de la implantación del sistema. Incluí, por supuesto, todos los caminos, patios, entradas para automóviles, construcciones, etc. Desde luego las plantas (todas) que van a quedar y también las áreas cubiertas de césped.

“La presión de funcionamiento y el tamaño de las tuberías, debería tener una velocidad de agua aceptable para un sistema de riego.”

La mejor escala que podés usar es la 1:1 (1 centímetro = 1 metro), porque apenas medís, tu cabeza automáticamente hace la cuenta y es imposible errarle. Recordá escribir la escala en el mismo plano para no olvidarla.

Te conviene dividir, en el croquis, al terreno en áreas. Las áreas siempre deben ser cuadrados o rectángulos (esto corresponde al modo de distribución de lluvia) y lo más grande que se pueda. Llegado a éste punto, detenéte un instante y mirá tu croquis: establecé con precisión cuál es la zona delantera, la trasera, los laterales. Para evitar escribir cortado, designa tus áreas con iniciales representativas fáciles de recordar: ZD para la zona delantera, ZT para la zona trasera o el código que más te facilite el acceso a la información.

¿QUÉ HERRAMIENTAS Y ACCESORIOS NECESITARÁS?

Te dejo una lista o, como diría mi hijo que me ayuda, una listita. Es para que te vayas proveyendo de lo que necesitás, aunque te aclaro que siempre algo te faltará; no lo dudes. Una sierra para metales, seguro. Martillo, llaves para tubería de distintas medidas, una lona de plástico (esto siempre me lo recuerda mi mujer: vas a estar mucho tiempo arrodillado y antes de estropear el pantalón, es mejor hacer añicos una lonita). Pinzas, palas (de punta y ancha. Para hacer zanjas y sacar la tierra), rastrillo, destornillador. Unos banderines te vendrán bien (para señalar distancias necesarias o marcar curvas. Cortá unos cuantos alambres acerados, digamos unos 40. Doblá un extremo para que puedas apoyar la mano sin lastimarte y en esa misma punta, le adosás una tira de algún papel que resista al viento de algún color inconfundible). Pintura en aerosol para marcar, siempre te va a hacer falta. Grapas de alambre, cinta de teflón (para los accesorios de PVC o de polietileno de rosca a rosca). Y, bueno, claro, mucho más. Te lo aseguro.

Seguimos en la próxima entrega.

2 Thoughts to “La Página del Vivero te ayuda a instalar riego en tu jardín.”

  1. Diego

    Hace tiempo que estaba averiguando por cursos de instalación de riegos por aspersion! Muy bueno!

    1. ¡Hola Diego! En lo inmediato no estará disponible porque tenemos muchas cosas que ajustar. Pero no te alejes mucho de http://www.lapaginadelvivero.com.ar y en algún momento vas a encontrar ese curso y muchos otros que tenemos en carpeta.
      ¡Saludos!

Comments are closed.