Pero, al final… ¿Sabés qué es un sustrato?

No te voy a convertir en experto, pero si te vas a ensuciar las manos con tierra, es mejor que tengas claro de qué se trata.

– Perlita, Grava y Tierra –

      El sustrato es nada más que un medio sólido que da soporte a las plantas; o sea: las mantiene paradas. El sustrato puede ser orgánico, inorgánico o sintético; su función principal es proteger a las raíces de la luz y permitir que tengan una correcta aireación. Por supuesto, debe contribuir a retener el agua y los nutrientes que aportan todo lo que las plantas necesitan para crecer.

      Un buen sustrato debe reunir una serie de características que lo haga adecuado para el cultivo que se pretende llevar a cabo, sea esto una plantación o nada más que una sola planta.

“El sustrato es nada más que un medio sólido que da soporte a las plantas; o sea: las mantiene paradas.”

      Cuando un único sustrato no cuenta con todas las propiedades necesarias para cubrir las exigencias de cada planta, se realizan mezclas para complementarse entre sí. Los sustratos cuentan con propiedades como: capacidad para retener la humedad, absorber y distribuir la solución nutritiva; buena aireación, estabilidad física, peso liviano y buen drenaje.

– Sustrato –

      Existen diferentes criterios para clasificar sustratos, los cuales se basan en el origen de sus materiales, su naturaleza y propiedades. También se supervisa su capacidad de degradación. De acuerdo a esto, se dividen en inertes y activos, cuyas diferencias se determinan por la capacidad de almacenamiento de nutrientes que tienen.

      Los sustratos inertes son la grava, la roca volcánica, la perlita, la arcilla y la lana de roca. Actúan como soporte de la planta y no intervienen en el proceso de absorción y fijación de nutrientes por lo que se necesita de solución nutritiva para mejorar el proceso de crecimiento de las raíces.

“Un buen sustrato debe reunir una serie de características que lo haga adecuado para el cultivo que se pretende llevar a cabo, sea esto una plantación o nada más que una sola planta.”

      Los sustratos activos, además de ser un soporte para la planta, actúan como una reserva de nutrientes, almacenándolos o liberándolos según las necesidades de cada planta. Tenemos entre ellos a la corteza de pino, la vermiculita, la fibra de coco y la cascarilla de arroz.

Para la Hidroponía también existen sustratos. La elección del material para esta finalidad, está determinada por diferentes factores, como el objetivo de producción, su costo y las propiedades físicoquímicas que tienen.

Como introducción a la lista de novedades, se está usando mucho la fibra de coco, mezclada con una proporción de turba y perlita. Al mezclar fibra de coco con turba estamos provocando un mayor desarrollo radicular que el que se conseguiría con turba solamente, a la vez que se evita el encharcamiento excesivo del sustrato y el acorchamiento de la turba una vez que se ha secado.